Reseña: Doctor Spectrum

Doctor Spectrum: Espectro Total

Guión: Samm Barnes
Dibujo: Travel Foreman, Greg Tocchini
Entintado: John Dell, Nelson Decastro, Scott Koblish, Mark Morales
Color: Studio F
Edición Original: Doctor Spectrum 1,2,3,4,5,6
Tomo 17x26cms, tapa blanda con solapas, 144 páginas a color

Sin duda alguna, Supreme Power es una de las series de superheroes de más calidad e interesantes que se están publicando en la actualidad. La serie que nos ocupa es una actualización del viejo Escuadrón Supremo, que a su vez, es una copia/homenaje realizada tiempo atrás por Marvel a la JLA de DC. Por tanto, en sus páginas encontramos revisiones de Superman, Wonder Woman, Batman, Flash o Linterna Verde.

Debido a lo complejo de la trama central, y quizás también, o eso pienso yo, a hacer algo de caja extra, se ha decido publicar diversas subtramas como miniseries fuera del título central. Y la primera que nos ofrece Panini, en formato idéntico a los tomos de Supreme Power -lo que se agradece a la hora de colocarlo en la estantería- es Doctor Spectrum, es decir, el Hal Jordan de este nuevo universo.

Para esta miniserie, Joe Michael Stracynski, artífice del título central, ha decido dejar en manos de su "protegida" Sara Barnes los guiones, asimismo, Gary Frank es relevado por Travel Foreman.

Empezando por este último, mencionar que es un autor que puede pegar fuerte, y por lo que muestra en este tomo aun está buscando un estilo propio, eso sí el chico bebe de diversas fuentes: líneas de movimiento y acción tomadas del manga, caracterización de personajes cercanas a títulos como XIII, pero siendo sin duda, un autor americano, recordando al propio Frank o al español Larroca. Una lástima que, pese no aperece en los créditos de los capitulos finales, Greg Tocchini tuviera que echar una mano, el dibujo baja enteros y además, rompe la unidad del tomo.

Respecto al guión, mencionar que Barnes muestra un estilo cercano los autores de moda actualmente en Marvel, Brian Michael Bendis o el mismo Stracynski: ritmo generalmente pausado, la serie mejora si se lee del tirón, páginas con una alta densidad de texto frente a otras sin texto alguno, falta de narrador externo, tono adulto, en definitiva, muy cinematográfico.

in embargo, creo que la historia resulta algo predecible, y no me refiero a que los lectores de Supreme Power ya sabemos lo que acabará pasando, sino al como pasa, asimismo, el ritmo es demasiado lento, le sobran páginas, esto se suma al "borrón" que supone la colaboración de Tocchini y nos encontramos un tomo recomendable a los fans de Supreme Power pero que no creo que enganche a neófitos.

Eso sí, atentos tanto a Barnes como a Foreman, prometen ser autores estrella en muy poquito.

NOTA FINAL: 6/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.