Reseña: El Uno

EL UNO

Autor: Rick Veitch
Formato: Prestigio 17×26 192 páginas B/N
Precio: 15€
Edición Original: The One, the Last Word in Superheroics

Guerra Nuclear, proyectos secretos con seres humano, la capacidad del hombre para el amor y la destrucción, el capitalismo y su lucha, tanto fría como caliente, frente al comunismo, son tan solo algunos de los ingredientes de El Uno, obra que recientemente Norma nos ha ofrecido dentro de su colección El Día Después.

Merece mención especial la excelente portada del tomo, que simula un bote de detergente, y nos avisa de los posibles causas de la exposición a nuestros ojos del interior del paquete: "Irritante mental. Puede ser fatalmente iluminador si se ingiere".

Y es cierto, sin duda, nos encontramos ante una de las fuentes de las que han bebido obras más modernas de gran éxito, Supreme Power, Powers: Los Vendidos, y un claro predecesor de Watchmen, sí sí, habéis oído bien. Como en las obras mencionadas, El Uno, es un cómic de superhéroes, pero también es mucho más, es una crítica al consumismo, a los poderes económicos, a la carrera nuclear, a la división de la humanidad por motivos ideológicos, resultando un canto a la búsqueda de la de paz y el amor, compartiendo por tanto, sueño con el movimiento hippie, sin bien es cierto que casi nadie tiene muy claro cual era dicho sueño.

Resaltar el fantástico uso de la música de grupos como Rolling Stones y Beatles que se hace a lo largo del comic, música que ayuda a contar. Rick Veitch nos ofrece un excelente trabajo narrativo, resulta brillante el uso de páginas intercaladas entre las escenas de acción, donde se nos muestran las opiniones de los protagonistas, acercando el cómic al formato documental cinematográfico, lo que nos traslada un mayor realismo, permitiéndonos conocer en profundidad las motivaciones de los actores, como ayuda a atrapar al lector, ya que en dichos momentos se suelen anticipar acción aun por leer. Asimismo, ofrece a Veitch la oportunidad de demostrar su dominio de las facciones y el lenguaje corporal. El dibujo del autor no resulta limpio, ni de trazo especialmente atractivo, sin embargo, es más que eficaz, ofreciendo en todo momento lo que la historia reclama: paz, violencia, acción, inquietud…

El mundo puede haber cambiado mucho desde que se realizó la obra, pero ello no supone falta de vigencia en su mensaje. Y es que es ahora, el Sr. Bush Jr. nos hace recordar a su padre o al Sr. Reagan : Guerras de las Galaxias, geopolítica a golpe de bombas, amenazas constantes, ahora es cuando debemos recordar la historia y las posibles consecuencias de los actos violentos.

En definitiva, un cómic que encantará a muchos y desilusionará a muy pocos.

Nota Final: 8,5/10

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.